APASIONADOS POR CRISTO

Eres un Visitante, Bienvenido te invitamos a
que te Registres para que seas bendecido.
Unete al Grupo Que sigue a Cristo.

www.elshaddaichih.ws

Foro de la Iglesia de las Asambleas de Dios, Denominada El Shaddai. Con sede en la Ciudad de Chihuahua Chih. Mex

Últimos temas

» Descarga Miles de Discos Cristianos
Dom Mar 03, 2013 11:09 pm por hefsibach

» SIN DIOS NO TENEMOS NADA
Miér Abr 04, 2012 5:32 am por CARLOS74

» La oración previa, algo imprescindible
Lun Jun 20, 2011 7:39 pm por TATIS

» Su Espíritu en nosotros
Mar Mayo 31, 2011 12:49 pm por TATIS

» Llamados a ser sanados, y a sanar
Lun Mayo 16, 2011 5:17 pm por TATIS

» El Minero Celestial y sus Colaboradores
Mar Abr 12, 2011 12:30 pm por TATIS

» El alma del hombre tiene sed de Dios
Mar Ene 25, 2011 8:26 pm por TATIS

» Los valientes de Cristo Jesús
Mar Ene 11, 2011 8:30 pm por TATIS

» Cristo Vive
Mar Ene 04, 2011 9:42 pm por TATIS

Navegación

Galería


Versiculo de Hoy


    El Aguijon (Debilidad dolorosa) En la Carne del Creyente: Bastate Mi Gracia

    Comparte

    thames

    Cantidad de envíos : 5
    Reputacion : 13
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 05/06/2009
    Localización : Bolivia

    El Aguijon (Debilidad dolorosa) En la Carne del Creyente: Bastate Mi Gracia

    Mensaje por thames el Dom Ago 09, 2009 12:13 am

    El Aguijon (Debilidad dolorosa) En la Carne del Creyente: Bastate Mi Gracia
    Alguna vez evangélicos y evangélicas hemos orado en la carne, con frustración, desesperación, (falta de fe), por sabernos impotentes en nuestra carne de poder resolver un conflicto con nosotros/as mismas/os o con el mundo que nos rodea, porque conocemos la respuestas en la palabra, pero aún así nos es dolorosa aceptar esa perfecta voluntad de Dios en nuestras vidas, porque la carne aún nos domina haciéndonos vulnerables al dolor y al fracaso carnal, ocasionado esto por nuestras debilidades, cuando hemos sido heridos/as en nuestra gran enemiga la carne, con tal profundidad y filo, que caminamos con esa lepra espiritual, sin poder sacarnos ese aguijón de nuestra carne humillada que reclama venganza, sabiendo que la palabra dice que el principio de la sabiduría es el temor de Dios y cuando su voluntad de te dice no hagas, detente, vuelve sobre tus pasos, no sigas adelante en ese camino, puedes optar por alegrarte y darle gracias a Dios, porque cuida de ti aún cuando estabas a punto de caer al abismo, pero otros consideran ese no un aguijón en su carne, porque cuestionan aún la voluntad de Dios.
    Carnalidad que comienza a regar sus frutos en circunstancias en las cuales todavía no hemos adquirido ese crecimiento espiritual para desenvainar la espada de la palabra que parte el espíritu y el alma, esta última, alojando nuestros sentimientos y emociones más mundanas, ira, dolor, odio, desesperanza, temor al fracaso pero bien lo dice Galatas 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
    5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
    5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
    5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
    5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
    5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
    5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.
    5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.
    Probablemente, en el camino te haz tropezado con tus propias emociones, te haz salpicado de ira, haz permitido que las acciones de otros sean capaces de deteriorarte y corroerte emocionalmente, haz pensado si no voy a ganar entonces voy a empatar, esto no se queda así, yo soy justo/a, esto no puede pasarme a mi (típica frase carnal, entonces debe pasarles a otros), no hay derecho a que se me cierren las puertas así, pues si, Dios te ha dicho NO, eso no te conviene y ahora tu carne no justifica ningún sacrificio, ninguna prueba, no justifica que te enfrentes contigo mismo/a para probar tu fe y tu dominio propio, es en este momento que quieres tirar la toalla y hacerte a un lado con orgullo, pensando que el mundo gira entorno a ti y tus circunstancias, pero no es así y conforme más caminas con ese aguijón en tu carne más se hunde y llega a clavarse en lo más profundo de ti. Puedes afrontar cualquier cosa, pero eso te perturba, que no te toquen ese tema, que no osen ponerse contigo en ese ámbito de tu vida, porque te vas a enfrentar otra vez en la carne y nuevamente saldrás herido/a y la historia será un círculo vicioso que volverá a repetirse hasta que decidas tomar la gracia de Dios, para que esa debilidad pueda ser transformada en fortaleza por la misericordia de Dios.
    Asi Pablo lo ilustro ese aguijón en la carne, esa circunstancia que te ha causado dolor, ira, vergüenza, tristeza, desconcierto y no haz podido vencer espiritualmente:
    2da. a los Corintios

    Capítulo 12

    12:1 Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor.
    12:2 Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo.
    12:3 Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe),
    12:4 que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.
    12:5 De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades.
    12:6 Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí.
    12:7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;

    Correcto ha llegado a tu vida problemente un mensajero de Satanás que te ha abofeteado en la cara, pues tenias tan alto concepto de ti mismo/a en tu carne, en tu ego y en tu orgullo, que quien reinaba en tu vida no era Jesucristo, sino la imagen que tu habías construido de ti mismo/a y a la que rendías idolatría, ahora extrañas esa gloria pasada y ese aguijón en tu carne te hace saber que sin Dios y sin sujetarte a su voluntad, eres tan vulnerable como cualquier otro mortal, no deseas bajar la cabeza y reconocer la verdad y esa situación te consume y te muestra tus debilidades:
    2 CORITIOS12:8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí.
    12:9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
    12:10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
    12:11 Me he hecho un necio al gloriarme; vosotros me obligasteis a ello, pues yo debía ser alabado por vosotros; porque en nada he sido menos que aquellos grandes apóstoles, aunque nada soy.
    12:21 que cuando vuelva, me humille Dios entre vosotros, y quizá tenga que llorar por muchos de los que antes han pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido.

    Reyna Valera Revisada Amen, Amen 1960

    Cuando reconocemos que aquello que nos ha dañado es nuestra debilidad y subrayo, NOSOTROS reconocemos no los demás y vamos al trono de la gracia de Jesucristo para el oportuno socorro, entonces el aguijón será quitado de nuestra carne, por la misericordia de Dios, no por nuestras fuerzas ni por nuestras obras, un corazón quebrantado y humillado ante Dios, será restaurado, entonces podrás dar la otra mejilla, que significa esto, la primera vez que la diste te dolió y esta lastimada, pero la otra no y si el golpe vuelve a llegar pero a la otra mejilla, entrenada ahora por Dios para que tu debilidad por el poder de Cristo sea fortalecida, ese golpe ahora será una caricia, pues por más duro que sea el ataque, tu debilidad ha sido transformada en fortaleza en el espíritu y esa circunstancia ya no podrá nunca más arrebatarte la paz, que ahora haz encontrado en Cristo, escuchando al Espíritu Santo, no esa situación se repetirá cuantas veces sea necesario para que entiendas que Dios, va gloriarse en tu debilidad, para que te goces en las afrentas, necesidades, persecuciones, angustias, desvelos, porque cunado eres débil, por la gracia de Cristo, entonces serás fuerte, pues aunque parezca que no va amanecer, por su gracia milagrosamente saldrá el sol solo para ti, El abrirá el camino, Dios moverá montañas, aplacara la tempestad, solo tienes que bajarte de la canoa sabiendo que eres débil pero que su mano te sustenta:
    JUAN 10:25 Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí;
    10:26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.
    10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,
    10:28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.
    10:29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.
    10:30 Yo y el Padre uno somos.
    Jesucristo dice que el se sujeta a su Padre, pues no hace su propia voluntad sino la voluntad del Padre como si fuera la de El mismo, pero las resurrecciones en los creyentes cuestan, es por ello que Jesús en Juan 17 hizo varias veces esta oración y en el contexto recordemos cuando Pedro, saco su espada ante la injusta aprehensión de Jesús, que hizo nuestro maestro, primero desarmo a Pedro, para que haga su voluntad, pues el ya le había dado con su arma al injusto agresor y le había quitado su oreja, pero Jesús sano primero al agresor, sino que primero desarmo a Pedro y doy gracias a Dios por esta enseñanza que fue dada por el Pastor Tomy Tiny, pues Jesucristo a veces para que tu puedes cumplir tu propósito debe desarmarte de tu ira, de tus emociones, de tu orgullo, de tu impaciencia, de tus frustraciones, pues son tus armas de defensa carnal y no nuestras armas no son carnales sino espirituales y de triunfo en Cristo Jesús, probablemente al usar tus armas no solo te haz herido sino que haz herido a alguien más por muy injusto que sea tu agresor, Dios es quien debe hacer justicia pues en todo existe un propósito, debes pelear la batalla pero con las armas de Dios y no con tu carne, pues saldrás herido/a y deberás entregar tu espada a Cristo, quien mostrándote tu debilidad al desarmarte de esa actitud, que es el aguijón en tu carne sabiendo que hay gracia disponible para las heridas que te haz hecho contra la voluntad de Dios y las que haz hecho a otros por usar esas armas vedadas que son producto de la carne, así sanaran tus heridas y el aguijón y el veneno será extraído por el poder de Dios, único antídoto para esas heridas mortales.
    Tú te preguntaras es que Jesucristo se puede sentir frustrado con sus discípulos, o por la actitud de sus discípulos, pues analicemos este pasaje bíblico, mira cuantas veces ora pidiendo esto al Padre:

    Juan

    Capítulo 17

    17:1 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti;
    17:2 como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.
    17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
    17:4 Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.
    17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.
    17:6 He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
    17:7 Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti;
    17:8 porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.
    17:9 Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son,
    17:10 y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos.
    17:11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.
    17:12 Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese.
    17:13 Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.
    17:14 Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
    17:15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.
    17:16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
    17:17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
    17:18 Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.
    17:19 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.
    17:20 Más no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,
    17:21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
    17:22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.
    17:23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.
    17:24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.
    17:25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste.
    17:26 Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.
    Reyna Valera Amen, Amen 1960

    Jesucristo habia orado por enfermos y estos sanaban, los muertos resucitaban, los demonios eran hechados fuera, pero esta oración de Jesucristo depende de nosotros como su Cuerpo para que queramos ser uno con El y no nosotros con El, ni los otros para nosotros ni nosotros para los otros, sino Uno con Cristo, sin diferencias, sin contienda, sin ira, sin aguijones en la carne, hoy le toca al cuerpo de Cristo entregar sus debilidades a Dios, para que el nos fortalezca y podamos gloriarnos en ellas, pues las pruebas nos dan paciencia y poder decir como Pablo, he luchado la buena batalla de la fe, me espera la corona, al final del camino, pues nada me ha separado del amor de Dios:
    ROMANOS 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
    8:36 Como está escrito:
    Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;
    Somos contados como ovejas de matadero.
    8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
    8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
    8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
    Reyna Valera Amen, Amen
    Continua...
    http://comunidadcristianaevangelica.esforos.com/post175#175

    [/flash]


    Última edición por thames el Dom Ago 09, 2009 12:17 am, editado 1 vez

    thames

    Cantidad de envíos : 5
    Reputacion : 13
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 05/06/2009
    Localización : Bolivia

    El Aguijon en la Carne

    Mensaje por thames el Dom Ago 09, 2009 12:15 am

    Continua....
    Y ciertamente el Ministerio de Jesús iba a culminar con éxito en la tierra, en cuanto a lo que a Jesucristo le tocaba hacer estaba camino a su hermoso sacrificio cuando en Juan 17, solo pide algo más, que seamos guardados del mal, que seamos uno con El, te pregunto, si hoy el vuelve, podrías decir soy uno contigo Señor, que te esta separando de El, en este día tribulación?, peligro?, la vida?, la muerte?, ángeles?, potestades?, principados?, que cosa creada, que situación te esta robando la paz con El, hoy encontré algo muy bonito en el foro, el mensaje de la hermana Carmen Tavera y tiene mucha razón la intimidad con Dios, debemos ganarla confesando nuestras debilidades, al alfarero para que nos haga de nuevo, pues el no te va a desechar, hazlo ya.
    Esas debilidades, el aguijón en nuestra carne, se han producido en nuestro caminar diario, pues recordemos como Jesús, lavo los pies a sus discípulos, recordemos en el contexto, que entonces no existían motorizados, sino camello, asnos y caballos, los cuales dejaban en el camino sus excrementos, camino regado de polvo, impurezas y en suma no solo de vegetación hermosa para contemplar, no muchos de sus discípulos y nosotros/as debemos pasar a veces en medio de la contaminación espiritual, pero en nuestra debilidad nos impregnamos de todas esas materias de impurezas y aún así no vamos al trono de la gracia, pues consideramos que como todos vienen igual, eso se debe tolerar, ese aguijón en la carne, además empieza a supurar pus y dada la calidad de las impurezas que lo impregnan ahora no es fragancia aromática para presentarse ante la mesa del Señor, así encontró Jesús a sus discípulos a quienes tuvo que lavarles los pies, para limpiarlos de todas las impurezas que habían traído consigo del camino, palabras de frustración, orgullo, dolor, etc., etc., hoy quiero lavarte virtualmente los pies como discípula de Cristo y en su nombre quiero cancelar toda palabra negativa que se ha dicho en tu contra, quiero hechar al abismo a todo espíritu inmundo que se ha apoderado de tu dirección, quiero lanzar afuera de ti todo instinto de fracaso que el mundo te ha puesto, todo menosprecio que haz vivido, dejar afuera de ti toda ira o contienda, problemas o conflictos familiares, de negocios, tentaciones, quiero en el nombre de Cristo lavar tus pies virtualmente y pedirte que le entregas a nuestro amado todas tus armas carnales y tus debilidades, para que el aguijón de tu carne sea quitado, ahora en el nombre de Cristo y puedas sentarte a la mesa con tus pies limpios y puros por su gracia a celebrar su Santa Cena, gloriándote en tus debilidades, en las afrentas que haz sufrido, en las heridas que ahora miras sin dolor, porque ya no las miraras más con debilidad sino con la gracia y fortaleza en Jesucristo. Amen y Amen seas bendecido/a.

    Citas Bíblicas: Reyna Valera Amen, Amen 1.960
    http://comunidadcristianaevangelica.esforos.com/post175#175

    TATIS

    Cantidad de envíos : 76
    Reputacion : 208
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 13/06/2009

    BASTATE MI GRACIA

    Mensaje por TATIS el Dom Ago 09, 2009 9:36 am

    Amén, yo personalmente acepto este lavamiento de mis piés, pués quiero en mi vida un caminar puro y limpio que me permita entrar a la Santa Cena de las bodas del Cordero, vestido de lino fino, limpio y resplandeciente.Amén. Gracias Thames por tú ofrecimiento. Le pido al Rey de Reyes que envíe a sus ángeles para tomarte como parte de "su esposa" que es la Iglesia, de la misma manera que el Rey David, envió a sus siervos para tomar por mujer a Abigail de Carmel, la cuál como tú dijo : "he aquí tu sierva, que será una sierva para "lavar" los piés de los "siervos" de mi Señor. ( 1ª samuel 25 vers 41 ). TATIS.
    avatar
    Admin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Reputacion : 78
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 01/05/2009
    Edad : 34
    Localización : Chihuahua

    Re: El Aguijon (Debilidad dolorosa) En la Carne del Creyente: Bastate Mi Gracia

    Mensaje por Admin el Miér Ago 12, 2009 7:28 pm

    Es muy importante la presencia de Dios en todo, Creo que esta advertencia que se hace a los Galatas es por que se Apartaron de la Presencia de Dios, nosotros tambien hemos dejado la Presencia de Dios, y aveces nos sentimos como Dice Tatis, Frustrados, pero no hay mejor entrada para Jesus que la Oracion.

    Es Dificil seguir a Jesus, Pero es mas dificil no seguirlo, yo no concibo mi vida Anterior de nuevo, Dios es amor, Misricordia y por esa misericordia tenemos la Salvacion,

    Hermano como siempre que buen aporte Dios te Siga bendiciendo saludos

    Contenido patrocinado

    Re: El Aguijon (Debilidad dolorosa) En la Carne del Creyente: Bastate Mi Gracia

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 10:26 pm