APASIONADOS POR CRISTO

Eres un Visitante, Bienvenido te invitamos a
que te Registres para que seas bendecido.
Unete al Grupo Que sigue a Cristo.

www.elshaddaichih.ws

Foro de la Iglesia de las Asambleas de Dios, Denominada El Shaddai. Con sede en la Ciudad de Chihuahua Chih. Mex

Últimos temas

» Descarga Miles de Discos Cristianos
Dom Mar 03, 2013 11:09 pm por hefsibach

» SIN DIOS NO TENEMOS NADA
Miér Abr 04, 2012 5:32 am por CARLOS74

» La oración previa, algo imprescindible
Lun Jun 20, 2011 7:39 pm por TATIS

» Su Espíritu en nosotros
Mar Mayo 31, 2011 12:49 pm por TATIS

» Llamados a ser sanados, y a sanar
Lun Mayo 16, 2011 5:17 pm por TATIS

» El Minero Celestial y sus Colaboradores
Mar Abr 12, 2011 12:30 pm por TATIS

» El alma del hombre tiene sed de Dios
Mar Ene 25, 2011 8:26 pm por TATIS

» Los valientes de Cristo Jesús
Mar Ene 11, 2011 8:30 pm por TATIS

» Cristo Vive
Mar Ene 04, 2011 9:42 pm por TATIS

Navegación

Galería


Versiculo de Hoy


    No debemos olvidarnos de Dios ( 1ª Parte )

    Comparte

    TATIS

    Cantidad de envíos : 76
    Reputacion : 208
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 13/06/2009

    No debemos olvidarnos de Dios ( 1ª Parte )

    Mensaje por TATIS el Miér Mayo 26, 2010 2:43 pm

    8:1 Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres.
    8:2 Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.
    8:3 Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.
    8:4 Tu vestido nunca se envejeció sobre ti, ni el pie se te ha hinchado en estos cuarenta años.
    8:5 Reconoce asimismo en tu corazón, que como castiga el hombre a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga.
    8:6 Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole.
    8:7 Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes;
    8:8 tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel;
    8:9 tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre.
    8:10 Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado.
    8:11 Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy;
    8:12 no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites,
    8:13 y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente;
    8:14 y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre;
    8:15 que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal;
    8:16 que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien;
    8:17 y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.
    8:18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.
    8:19 Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis.
    8:20 Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la voz de Jehová vuestro Dios. ( Deuteronomio 8 ).[/SIZE]


    Proverbios 18: 12.
    " Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del hombre, y antes de la honra es el abatimiento".

    Sería una buena cosa, que nosotros al igual que el Pueblo de Israel nos acordásemos del camino por el cuál Dios nos ha traido hasta el día de hoy.
    Dios había hecho que el pueblo que entró en Egipto de la mano de Jacob, prosperase en aquella tierra.Dios había enviado delante de ellos a José hijo amado de Jacob. José había llegado a Egipto trás haber sido vendido por sus hermanos a una compañia de ismaelitas que se dirigian a Egipto. Le vendieron por envidia a causa de unos sueños que José había tenido , que hacían presagiar que él sería Señor de sus hermanos, y a éstos esos sueños no les hacían mucha gracia. No querían que José reinara sobre ellos. José tuvo que sufrir un gran quebrantamiento al ser despojado de toda su familia. En Egipto fué comprado por un oficial del Faraón quien le llevó para el servicio de su casa. En medio de la situación , José fué para su amo un varón próspero; todo lo que José hacía era prosperado porque Dios estaba con él. Pero un día la mujer de su amo puso sus ojos en él, porque José era un muchacho de bello semblante, y ella quiso que José se acostase con ella; pero él rehusó, diciendole a la mujer que él no podía acceder a sus peticiones por cuanto ella era una mujer casada y se debía por lo tanto a su marido , el cuál era además el Señor de aquella casa. José no quería pecar contra su amo, ni tampoco contra el Dios de su padre en el cual José creía. La mujer cansada de sus continuos rechazos , le acusó delante de su marido de querer violarla, y éste muy enojado lo puso en la cárcel. La aflicción de José iba en aumento; no solo había perdido su familia para convertirse en siervo, sinó que ademas de siervo, ahora había perdido por completo la libertad y estaba en la cárcel; un lugar del que dificilmente podía salir, porque no tenía amigos, ni familiares que pudiesen pagar por él algún tipo de fianza. José estaba solo en el mundo en aquella tierra extraña llamada Egipto. Pero no solo del todo, porque Dios estaba con él.

    Continuará.

    TATIS

      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 10:38 pm